Los primeros dos dias en Lima nos encantó el tour gastronómico con Kimberly. Es una chica super amena, nos explicó de una manera muy profesional pero casual y nos sentimos muy a gusto con ella, conversamos de varios temas en los cuales se notaba su gran conocimiento de la historia de Perú. El hotel nos gusto muchisimo y de vuelta el ultimo día nos dieron una habitación con vista al mar.

Luego llegamos a Cusco: El camino Inca me mega fascinó, bastante fuerte pero super cómodo con nuestro guía estrella…… Santiago!!!! El primer dia que vimos las salineras y el Moray nos gusto muchisimo. Tambien paramos en un pequeño mercado fascinante. El lugar del almuerzo espectacular, la atención excelente. El hotel del Valle Sagrado es hermoso. Su desayuno muy bueno!!

Luego para ir a Machu Pichu nos encantó el tren, lo único, que estaba de espalda para donde se movia el tren y me dió un poquito de mareo. De regreso Santiago buscó para pasarnos a uno mas vacío y de frente y me fue super bien. El hotel de Aguas Calientes es hermoso!!!! Por la noche entraron unos insectos super pequeñitos, pero no son muchos y lo manejamos sin ningún problema. El restaurante que da servicio al hotel, muuuuy bueno también.

Luego en la tarde del próximo día fuimos a los lugares de Cusco…… muy lindos e interesantes. El hotel Palacio del Inca. FABULOSO!!!! . Luego para la montaña de Siete Colores, el lugar del desayuno esplendido y la atención buenísima.

El camino de 10 hrs que me tenia con stress (Puno) lo pasé super bien. Los lugares en que nos detuvimos hermosos y Santiago y Juan hicieron que el camino ni se sintiera que eran tantas horas. Tuvimos un percance pq cerraron una carretera, pero Juan y Santiago manejaron la situación buscando otro camino, que me encantó porque era por unas fincas y se veían animales y vegetación.

Santiago y Juan fueron las estrellas de nuestro viaje. Nos hicieron sentir de la familia y teníamos muchísimas confianza con los dos. Los chicos son EXCELENTES!!!!!

Luego llegamos a Puno y conocimos a Jose Luis. Que chico cariñoso, conocedor y humilde. Se comunicó el dia antes por medio de Santiago, nos llamó al hotel y coordinó todo para el otro dia y nos fué de show!!!! Ya se porque Taquile es uno de tus lugares favoritos . No hay mas nada que decir que no sea WOW!!!!! Y el lugar del almuerzo me enamoró . Una experiencia inolvidable.

Luego regresamos a Lima, yo había realizado una reservación para el restaurante de Astrid y Gaston. Los muchachos del hotel nos consiguieron el Taxi y cenamos allí. También la pasamos super bien y nos regalaron un sorbet de salmon porque estabamos celebrando nuestro aniversario #30 .

En fin Nadia…….. Quisiera tener todos los viajes con ustedes de ahora en adelante. No sabes el peso que me quitaron de encima y como bien me dijiste: No me tuve que preocupar por NADA!!!!

Un millon de GRACIAS por todo lo que hiciste por nosotros. Te lo agradecemos de corazón .

Espero que podamos volver a vernos y comunicarnos.

Muchos besos y abrazos.