Fue un placer conocerla y de antemano le quiero agradecer toda la ayuda que Ud. y su personal nos dieron durante nuestra visita al fabuloso Perú.

Todos nosotros, sin excepción, gozamos de la hospitalidad y gran servicio que nos ofrecieron. Usted tiene una agencia turística bien organizada y de la cual se debe sentir muy orgullosa.

Entre los comentarios negativos, solo se mencionarían dos: la tardanza en el servicio en el restaurante en Cusco y la falta de aire acondicionado en el Hotel Santuario de Machu Picchu, pero esto último, no está bajo su control.

Los aspectos muy positivos e impresionantes, fueron:

  • Todas las ruinas, en Machu Picchu, Moray, Pisac, etc. Acomodaron el itinerario como lo pedimos y tuvimos de la oportunidad de visitar los lugares claves entre Cusco y Lima.
  • La comida excelente en todos los lugares que visitamos, pero se debe destacar la amabilidad, sencillez y hospitalidad de alta clase de la pareja en Urubamba donde comimos  el almuerzo. La visita al jardín que mantienen fue una experiencia muy placentera y de un  buen sabor campirano.
  • La sabiduría, conocimiento de la historia de Perú, patriotismo, entereza moral y dirección  de nuestra guía Kathy. Siempre puntual y presta a ayudar. Muy instrumental en facilitar nuestra visita en cada lugar anticipando nuestras necesidades y arreglando de antemano nuestras llegadas a restaurantes y cada sitio por visitar. El Tambo del Inca es precioso. El buffet desayuno es impresionante. El hotel Monasterio es señorial, colonial y la comida 5*.
  • La dexteridad y suavidad de nuestro chofer Roberto.
  • La generosa hospitalidad y gran servicio de todos y cada uno de los hoteles donde nos hospedamos.

La lista sería larga, pero, en general, tuvimos una serie de experiencias nuevas, muy positivas y memorables.

Muchísimas gracias por todo.

De Ud., muy cordialmente,